Última Actualización: 21 abril 2018
noticia

Opiniones y Comentarios

· Comedia de mentiras…

Julio Ricardo Blanchet Cruz
jrbcdiariolibertad@gmail.com

Partiendo de la base de que 20 millones de dólares es mucho dinero; y ofrecerlos por la captura de un individuo es un hecho insólito. Ni por el mismísimo “Chapo” ofrecieron tanto dinero; y eso que se le consideraba como el capo más importante de México…

Por lo que no es muy aventurado suponer que ahí hay un mar de fondo; y que puede relacionarse con que José Antonio Meade a quien ya todos consideran que será derrotado en los comicios, toda vez que el candidato que quieren hacer pasar más o menos como “independiente”, no es candidato de Peña Nieto, sino de Washington…

Y para colmo de males, acaba de declarar que la idea de AMLO de congelar el precio de las gasolinas; lo que quiere decir que está de acuerdo en que continúen los gasolinazos que tanto daño le han hecho a los bolsillos de los ciudadanos…

Y como desde allá el Orate del peluquín rubio también coincide con que la situación de Meade está punto menos que perdida; y que un nuevo mega fraude podría traer consecuencias muy serias; parece ser que han optado por un plan emergente y decidieron intervenir de manera directa…

Oportuno recordar cuando el orate del peluquín rubio le dijo a Peña Nieto que si su gobierno no podía con los narcotraficantes, él sí podía. Lo que tampoco es cierto; ya que si pudiera, acabaría primero con los cárteles que la distribuyen allá, donde también sus policías están de acuerdo con los narcotraficantes y su sistema de justicia deja mucho que desear…

Sin soslayar que de nada ha servido eliminar o detener a los capos de la droga, cae una cabeza y de inmediato otro toma el poder. El caso es que dicen que el gobierno de aquí protege a Rafael Caro Quintero y que lo dejaron salir de la cárcel para que se hiciera cargo del Cartel de Sinaloa, toda vez que entregarían a “El Chapo” a los yanquis. Toda una comedia…

Lo cierto es que al buen Rafael Caro Quintero, lo traen como perico a toallazos, huyendo de un lado para otro; cuando lo que debería hacer es lo que dicta La Madre Naturaleza y observar que los animales que huyen de un depredador, según la especie, tienen deferentes maneras de ocultarse…

Las zorras, por poner un ejemplo, cuando ya son perseguidas por los perros y los jinetes, buscan un claro, y para llegar a él pasan por debajo de una rama de árbol que esté a su alcance; corren hasta el claro y a mitad se regresan por sus propios pasos y se suben a la rama por la que pasaron debajo y los perros al llegar al medio del claro, pierden totalmente la pista…

Si los que huyen de las prisiones hicieran lo mismo; y después de recorrer un trecho regresaran cerca de los muros de la cárcel, sería difícil que los sabuesos los rastrearan. El no moverse es otro de los eficaces trucos que utilizan los animales para esconderse, pues el movimiento es lo que les permite a los depredadores localizarlos…

En fin, regresando con el tema de Rafael Caro Quintero, puede hacer lo que no hicieron Saddam Hussein (1937 – 2006) y el Coronel Muammar Gadafi (1942 – 2011) y lo que sí hicieron los militares nazis que no se dejaron atrapar vivos; en cuanto estaban perdidos mordían su cápsula de veneno y adiós…

Aunque también le puede hacer pasar la peor de las jugadas a los yanquis. Que lo entregue alguien de sus confianzas, que cobre los 20 millones de dólares, y después que él muerda su cápsula de cianuro. Total, debe de ser mejor morirse que vivir el resto de la vida preso…

Lo cierto es que las relaciones con el descocado vecino no son nada cordiales; y habiendo fracasado en la desestabilización de Venezuela. Más el ridículo que acaba de hacer en Siria, donde también salió políticamente derrotado, quiere arremeterla contra México y pretende de cualquier forma interferir en las elecciones para garantizar la continuidad del neoliberalismo sionista que tantos beneficios les ha traído a sus oligarcas…

Y si fueron capaces de matar a John F. Kennedy (1917 – 1963) hijo de un traficante de alcohol en época de la prohibición; y si aquí asesinaron a Luis Donaldo Colosio (1950 – 1994) que nadie se extrañe si sucede una tragedia parecida; pues está mucho en juego y son capaces de todo.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Opinión13:30 Hrs14/abril/2018Vistas: 29