Última Actualización: 11 diciembre 2018
noticia

Opiniones y Comentarios

· Encima de todo “mandilón”…

Julio Ricardo Blanchet Cruz

jrbcdiariolibertad@gmail.com

Antes de que el gallo cante tres veces -a tono con la perdida del Estado laico; no bien acaba de llegar el nuevo arzobispo y ya está despotricando en contra de la discriminación, cuando ellos discriminan a las mujeres- Meade agradecerá el haber perdido la presidencia…

El poder trastoca la mente de todos los que llegan a tenerlo. Bueno; no a todos. Ahí está el admirado Pepe Mugica, todo un ejemplo como político y como ser humano…

Y desde luego el Mahatma (1869 – 1948) que estableció el concepto de la lucha sin violencia. Principio hasta ese entonces desconocido en la Historia de la Humanidad; pero que lamentablemente por el momento nadie se ocupa de él…

También el poder destruye a las familias. No hace falta ampliar lo establecido o poner ejemplos, sería interminable. Donde quiera que se volteé, es lo mismo. A las familias las destruye el poder…

Y Meade finalmente es muy afortunado por la familia que tiene; y algún día agradecerá el haber perdido. Reflexionará que ellos, su familia, valen más que la presidencia de un País convulso y lo que le sigue; pues gane quien gane o hagan el anunciado fraude, México es un barril de pólvora con la mecha encendida…

Y se hace referencia a su familia, porque en la casa de Meade se vive un matriarcado. Quien manda en esa casa es doña Juana Cuevas. Tampoco hace falta aclarar el por qué se sabe que Meade es “mandilón”; como dirían los machistas -antípodas de las feministas-…

Se ve tan cierto y tan claro; como a 100 metros de distancia se reconoce a un policía con el uniforme, la patrulla y la torreta encendida. La Señora brilla por sí sola, se ve que es feliz; y a él se le ve inseguro cuando no está ella. Por el bien de su familia, ojala no lo hagan ganar…

El poder es tóxico. Y aunque el antídoto se conoce, como se conoce el precepto de luchar sin violencia, no parece que los políticos quieran dejar de participar del botín y vacunarse contra la corrupción; ya que finalmente el poder es el verdadero motivo que los impulsa para entrar en la política…

Las precampañas y las campañas son agresiones, descalificaciones y muchas veces infamias a los contrarios, por no llamarlos enemigos. Enemigos que se saludan sonrientes pero que por la espalda se dan de puñaladas, a sabiendas de que todos pertenecen al mismo clan y por consiguiente persiguen los mismos objetivos…

Dice Don Sata que “Sobre advertencia no hay engaño”; y Meade ya está avisando que van a hacer fraude. “Ganaré -dijo durante su cierre de pre campaña en Tlanepantla- como lo hizo Del Mazo”. Más claro, ni el agua.

Cambiando de tema…

Sin abundar mucho en el asunto de la Reforma Energética, ni tocar el recuerdo de que hicieron spots especiales para que la gente aceptara que las benditas Reformas iban a hacer que los precios de los energéticos bajaran en beneficio de los ciudadanos…

El cilindro de gas de 30 litros, de diciembre de 2016, a enero de este año, o sea, que en solo 14 meses pasó de costar $267.00 a $379.20. Y luego ¿ya saben quién? se dice extrañado porque no le aplauden y porque lo repudian donde quiera que se presenta.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Opinión10:42 Hrs13/febrero/2018Vistas: 119