Última Actualización: 21 octubre 2018
noticia

Los Políticos

Santiago empezó buscando el Pico de Orizaba, siguió con la Malinche, encontró el Ferrocarril, encerró a Agustín Lara, pasó por la Escuela Naval pero no cantó a Cri Cri… anda en la onda aún de “Coco” y opta por entonar “La Llorona”, tanto que la Mujer ya se siente una “Luisita Rey” con intenciones de sacarle provecho al balar de Santiago. Halló el Telégrafo, identificó al Pirata Fuente, me hizo recordar la canción de Alberto Cortez (Bombero, bombero, yo quiero ser Bombero) y concluyó con un Globo… era una Sopa de Letras que dejó antes de partir a México. El juego viene en una revista titulada “Veracruz. Pionero de la Historia”. La tomé y tras hojearla y “ojearla”, entendí la Sopa de Letras. Cada uno de los conceptos que Santiago encontró, estaban en las páginas interiores con una explicación sencilla, breve y concisa.

Salvador Muñoz

II
Acabo de leer un trabajo del reportero de EFE Noticias, Edgar Ávila Pérez, sobre la Hacienda de Pacho, ubicada en Coatepec. Como es costumbre, el periodista es capaz de transportarnos al sitio mismo con su narrativa, aunque ahora, he de confesarlo, me dio frío, o sentí el frío de las piedras de las mazmorras que daban cabida a los 80 esclavos que trabajaban en la hacienda de don Luis de Pacho y Mejía, regidor de la Ciudad de México. Fuerte contraste cuando en la revista que Santiago, mi sobrino de seis años, encuentro un dato de Yanga, en un apartado que marca las ”10 razones para sentirse orgulloso de haber nacido en Veracruz”. Precisamente en el décimo punto refiere: “En 1609, Yanga es el nombre del primer pueblo libre fundado y liberado por una comunidad de esclavos africanos que se revelaron (sic) al yugo de la esclavitud de la corona española. Un príncipe africano llamado Yanga fue su fundador”.
Hablo de contrastes porque por un lado, Edgar Avila, de manera suave, tersa, por así decirlo, con pocas palabras, nos da un golpe en la cabeza al recordar que nuestro bello puerto también fue entrada del comercio de personas y que éste, es seguro que se desperdigó por muchos lares, como Coatepec… como Yanga… el contraste en la revista que les platico, levanta espíritus al recordar el movimiento libertario de hombres que fueron explotados en las haciendas cañeras.
III
A lo mejor se percataron del “sic” que puse por ahí en un “revelaron”. Es que la revista “Veracruz. Pionero de la Historia”, tiene un pequeño apartado donde pide a los niños que encuentren los errores o faltas de ortografía (como el citado). Entre otros apartados, esta revista de 12 páginas, tiene junto con datos singulares, la opción de colorear los dibujos en blanco y negro que hay, entre ellos, el escudo de la Heroica Escuela Naval Militar o Agustín Lara. En esa revista supe que Alfaro no es nada más la calle donde está el veterinario de Nina y Nicko, sino que fue José María Alfaro quien logró elevar un globo aerostático de aire caliente en 1784, en Xalapa… En pocas palabras, la intención de esta publicación es llevar al niño a conocer por qué es importante Veracruz y también, por qué sentirse orgulloso de nuestra entidad, en ambos sentidos, tanto por su tierra y gente, así como por su esencia.
La idea es de una Psicóloga que recomienda a los niños dos cosas: “Ve por tus sueños y lo lograrás” y “Si lo crees, lo creas”. Y digo Psicóloga, y no diputada o candidata, por el enfoque didáctico que tiene esta revista que proyectó Mariana Dunyaska.
No sé cómo llegó a manos de mi sobrino “Veracruz. Pionero de la Historia”, pero este tipo de materiales pueden ayudar bastante, no sólo en conocimiento, pues al atravesar Veracruz una de las peores crisis con un gobierno que dejó en bancarrota al estado y con un Gobernador que volvió su apellido Duarte sinónimo de corrupción, es importante y relevante recordar cuáles son los valores y los alcances reales de los veracruzanos de bien… Si tienen oportunidad, sea padre o maestro, ponga “Veracruz. Pionero de la Historia” en manos de sus hijos o alumnos.

Opinión14:34 Hrs29/mayo/2018Vistas: 50