Última Actualización: 12 diciembre 2018
noticia

Conversatorio

Ayer amor y hoy odio de Enrique Peña Nieto con Donald Trump

Ángel Rafael Martínez Alarcón

La primera semana de abril del 2018, pasará la historia como uno de las más complejas de las relaciones bilaterales entre los gobiernos de los Estados Unidos de América y México. Luego que el Presidente Donald Trumps, anunció el pasado 5 de abril del año en curso, el envió de la guardia civil a la frontera entre ambas naciones. Los 3, 169 kilómetros que dividen a México con los Estados Unidos, con más de 20 puntos de entrada y salidas. Cabe recordar que las relaciones entre México y los Estados Unidos siempre han sido muy complejas, ya el Conde de Aranda, a finales del siglo XVIII, como embajador del rey Carlos IV en Francia, observaba el peligro que representaba la independencia de las trece colonias para el territorio del virreinato de la Nueva España. El siglo XIX, se cumplió como la nación del norte le mutiló la recién fundada nación mexicana, más del 50 % de su territorio. En 1914, la última intervención militar al puerto de Veracruz abril a noviembre.
Donald Trump, el presidente número 45 que han gobernado de esa nación desde 1789, muchos de ellos nunca ocultaron sus apetencias sobre el territorio de su vecino México. El actual presidente desde su campaña presidencial hacia la Casa Blanca, lanzó todo tipo de insultos para nuestra nación. Ya en su ejercicio como presidente tampoco ha ocultado su política hacia México con su larga frontera, como también hacia los 30 millones de mexicanos migrante en Los Estados Unidos, millones de ellos ilegalmente sin la documentación que acredite su legal estancia; en estos últimos 15 meses ha sido los más difíciles entre Los Pinos y la Casa Blanca. Cabe destacar que Trump nunca ha ocultado sus proyectos políticos hacia la frontera de sur , desde México y el resto de Latinoamérica.
Al finalizar el su mensaje del pasado jueves 5 de abril del 2018, el Presidente de los Estados Unidos, Trump, una manera muy particular de conmemorar el 50 aniversario del asesinato de Martin Luther King, anunciaba la movilización de la guardia civil hacia la frontera con México, Enrique Peña Nieto, por noche en mensaje difundido por la televisión mexicana afirma: Hay algo que a todos, absolutamente a todos los mexicanos nos une y nos convoca: la certeza de que nada, ni nadie está por encima de la dignidad de México. Cual dignidad la que él manchó en agosto de 2016. Histórico que un presidente México, haya invitado a un candidato presidencial de los Estados Unidos de Norteamérica, a visitar la ciudad de México, y recibirlo como Jefe de Estado, en la residencia oficial de los Pinos, nunca ante visto el cinismo y servilismo en favor del candidato republicano. En los 195 años de vida independiente de México, ningún presidente había ofendido la dignidad del pueblo mexicano; sin olvidar las intervenciones militares de 1846-1848, y 1914, como la supuesta independencia de Texas de 1836; Antonio López de Santa Anna, estuvo al frente del ejército mexicano en favor de la defensa de la soberanía nacional.
En agosto de 2016, afirmaba con gran alegría Enrique Peña Nieto: Sostuve con el señor Trump una conversación abierta y constructiva. El propósito de nuestra reunión fue conocernos e intercambiar opiniones y visiones sobre la relación bilateral. En materia de comercio, compartí con el señor Trump mi convicción de que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte le ha hecho mucho bien, tanto a Estados Unidos como a México.
En el mensaje presidencial de Peña Nieto, más hueco, sin mucho impacto en los 125 millones de mexicanos, recordé la gran convocatoria del Presidente Lázaro Cárdenas del Río, hace 80 años, cuando millones de compatriotas salieron al Zócalo de la ciudad de México, para donar dinero y objeto personales para pagar la deuda de la expropiación petrolera. Hoy nadie saldría apoyar al presidente más corrupto que haya tenido el país.
Sólo me resta preguntar, si el próximo cinco de mayo, el presidente Donald Trump, regresará la cortesía de Peña Nieto de invitar alguno de los 4 candidatos presidenciales , a la Casa Blanca: Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Manuel López Obrador o Margarita Zavala.

Opinión10:50 Hrs10/abril/2018Vistas: 116