Última Actualización: 16 noviembre 2018
noticia

COLUMNA: PERFILANDO

Chapo vs Mancha

Por Iván Calderón

Está más que demostrado que el grupo político de los Yunes Azules se encuentran apostando todas, absolutamente todas sus canicas en la reelección de José de Jesús Mancha Alarcón como presidente estatal del Partido Acción Nacional.

Lo han expuesto y lo han dejado muy claro.

Sin duda.

No obstante, la pesada losa que carga Pepe Mancha está imposibilitando sus aspiraciones, logrando que Joaquín Guzmán Avilés se encuentre fuertemente posicionado con miras a la renovación de los liderazgos de este instituto político, bajo la promesa de regresar al partido azul el poder de decisión a sus miembros activos, fortaleciendo la coordinación entre los comités municipales con sus dirigentes.

En honor a la verdad el error de Pepe Macha y de muchos otros más fue olvidarse de los panistas de a pie, de su militancia.

La neta.

Luego del triunfo de Miguel Ángel Yunes Linares como Gobernador y de consolidar su posicionamiento en los procesos municipales, los del Acción Nacional relegaron a sus bases. Y lo peor, dejaron de fortalecer a sus estructuras, con todo y la histórica elección presidencial pasada, donde ya sabemos el resultado.

Quizá Mancha Alarcón tenga el respaldo de la “plana mayor” del panismo en Veracruz, tal vez realizó un buen papel y fue el líder que el PAN necesitaba en la entidad.

Puede ser.

Sin embargo, su nombre y figura representa también una dolorosa derrota, la segregación entre panistas de primera, de segunda y de tercera, además de utilizar su encargo para realizar negocios que ya sean turbios o legítimos, fueron de índole personal y que desde luego influyeron en los pasados procesos electivos, con lo que él bautizó como una “guerra sucia” en su contra.

Pero esa es otra historia.

De esta manera, mientras los Mancha Alarcón ofrecen a los panistas “más de lo mismo” y hasta se divorcian públicamente del Partido de la Revolución Democrática, olvidando que gracias a esa alianza lograron una histórica victoria, Joaquín Guzmán en compañía de amplios conocedores de la política interna del PAN como Enrique Cambranis, Tito Delfín, Germán Yescas y otros más, ofrece una restructuración que tanto falta dentro del albiazul, el rescate, el respeto a su militancia, y sobre todo empezar prácticamente de cero, con bases y principios a construir una oposición fuerte y responsable que le haga frente a MORENA en las intermedias.

Ya que el efecto “peje” allí ya no estará presente.

En fin, ya veremos de qué cuero salen más correas.

@IvanKalderon ivancalderonflores@outlook.com

Opinión22:50 Hrs17/octubre/2018Vistas: 37