Última Actualización: 24 abril 2019
noticia

COLUMNA: FRACTAL

FROYLÁN FLORES CANCELA, FINA ESTAMPA DEL PERIODISMO NACIONAL (1934-2019) NOVENA PARTE

FERNANDO F. CANCELA
Froylán Flores Cancela, un periodista extremadamente concentrado.- Uno platicaba con Froy, y se daba uno cuenta claramente que era un hombre que siempre estaba concentrado en sus múltiples ocupaciones; reflexivo a lo que venía en ese momento a su mente y retentiva para escribir.

Fue un periodista quien siempre estuvo inspirado en sus prioridades; en cómo hacerle para continuar, para seguir adelante, para cuadrar y para inspirar.

Era alguien que leía uno su columna y sabía que no había perdido ni un momento de su tiempo; como si la hubiera escrito, sin soltar la pluma; alguien quien lo hacía uno pensar en que, con la misma concentración con la que había iniciado a escribir, con esa misma concentración terminaba.

Sin duda, el hecho de priorizar cada detalle le dio excelencia, pero también progreso; un columnista que siempre cerraba de manera espectacular; quien aterrizaba perfectamente bien cada uno de sus comentarios que lo mantenían a uno expectante y curioso.

Un periodista que siempre se centró en su lado fuerte y quien invirtió todo el tiempo, recursos y energía que tuvo a su alcance para esperar siempre el éxito, de ahí su gran potencial para hacer las cosas, pero con una particularidad, siempre bien… excelente.

Pareciera que Froy se concentraba también en las cosas novedosas, detalles que le dieron cambio y crecimiento; alguien que no tuvo ningún empacho en explorar áreas inexplorables y lograr muchas cosas a través de delegar la enorme carga en los medios para los cueles sirvió como corresponsal, pero que también subdirigió y dirigió.

*** Manolo Ortiz Denetro, gran amigo, vecino muy cercano, y compañero de juego en el Pool de Froy.- Intercambiando opiniones con el Lic. Manolo Ortiz Denetro, me comentaba que Froy era un excelente vecino. “Mi papá se llama Celestino Ortiz Sánchez y mi mamá María Teresa Denetro Popocatl de Ortiz, aquí en Xalapa vivimos en Juárez 92 y don Froylán Flores Cancela vivía en Juárez 90.”

“Yo conocí desde niño a sus papas don Antonio Flores y a doña Carmen Cancela, es una verdadera coincidencia pues halla en Misantla, también éramos vecinos. Entre las dos familias siempre nos llevamos muy bien; pero cuando creamos una profunda amistad con don Froylán fue cuando llegamos a vivir a Xalapa y fuimos vecinos en Juárez.”

“De hecho, nosotros llegamos primero a Juárez antes que Froylán, eso fue aproximadamente en 1970, que fue cuando mi papá compró la casa de Juárez porque mis hermanos mayores se vinieron de Misantla a estudiar a Xalapa, pero yo llegué aquí hasta 1978 cuando tenía 18 años, incluso, realicé mis estudios de preparatoria en Misantla.”

“Mis hermanos ya vivían en Xalapa, lo mismo que mi actual esposa. Yo venía de visita, hasta que llegó a vivir a Juárez Froylán con el que creamos una grata amistad, él era muy ameno y sociable por lo que creo una muy buena amistad con mis papas y mis hermanos; era en términos generales un excelente vecino; hasta que uno de tantos días que nos pusimos a platicar, me comentó que era aficionado a jugar billar y entonces como él tenía una mesa de billar muy bonita en su propia casa y no tenía con quien jugar, entonces me invitó a jugar Pool; yo tenía en ese tiempo como 18 o 19 años de edad, un día me invitó y me dijo:
-Manolo, ¿no quieres venir a mi casa a jugar billar?
-Si don Froy, vamos.”

“Luego entonces, fue cuando comenzamos a crear una bonita amistad, una amistad desinteresada y sincera; porque siento que me estimaba, y yo a él; además, él, todo el tiempo sabía que iba a Misantla y regresaba a Xalapa, de hecho, yo era el que lo mantenía informado de todo lo que ocurría en Misantla.”

“Don Froy era muy preguntón, siempre quería saber a detalle todo lo que ocurría con relación a la política, lo mismo me preguntaba por el presidente municipal que por sus funcionarios y me decía:
-Manolo, ¿y que ha hecho de nuevo el presidente municipal? ¿Qué calles nuevas existen en Misantla?”
-Pues nada don Froylán; la verdad es que hasta el momento no ha hecho nada; más que comprarse un rancho, es lo único nuevo que ha hecho.”

“Cada semana que venía de Misantla a Xalapa, venía yo cargado de pan, leche, pollo y conejo en chiltepín, tamales de picadillo y otros detalles más y llegaba a mi casa y le convidaba; a él le gustaba mucho el pan y tenía muchos y buenos recuerdos con relación a su elaboración.”

*** El primer trabajo que Froy realizó, es el de ser Pregonero del Cine de Misantla.- Comenta Manolo Ortiz Denetro que el panadero don Primitivo Sayas fue de los primeros amigos de la infancia de Froy. “De hecho, don Primitivo fue un amigo muy querido de la infancia de Froy en Misantla, él era un panadero muy reconocido.”

“Por otra parte, muy poca gente sabe, pero Froylán desde muy niño comenzó a trabajar y uno de sus primeros trabajos fue el de ser Pregonero del Cine de Misantla con Primitivo Sayas; Froy siempre le mandaba saludos cuando estaba aquí en Xalapa y me decía:
-Manolo, cuando vayas a Misantla, salúdame por favor a Primitivo Sayas.”

“Me comentaba que cuando trabajaron en el cine, ellos mismos elaboraban sus cucuruchos; y se paraban uno en una esquina, y el otro en la otra; es decir, en contra esquina y, como Primitivo tenía la voz más fuerte, comenzaba a gritar a través del cucurucho desde la esquina y comentaba a los pobladores cercanos que en el cine se iban a encontrar tales y tales actores y actrices de tal y cual película; entonces, Froy le contestaba desde la otra esquina; se presentará Raúl Silva, y Primitivo decía, Sara García, Froylán, Joaquín Pardavé, y Primitivo los hermanos Soler, y así Froy mencionaba a un actor o actriz, y Primitivo al otro.”

“Froy me decía que él, siempre le contestaba a Primitivo con mucha seriedad y que de esa contra esquina, se movían para otra y así hasta recorrer todo Misantla.”

“Comentaba Froy que el cine les pagaban 20 centavos a la semana, y de los 20 centavos Primitivo se quedaba con 13 centavos y a él, le daba 7 centavos, pero me contaba que él, iba cambiando sus centavos por monedas de oro que era el metal que a él más le gustaba. Me decía que mientras otros niños de su edad se encontraban en ese momento jugando a las canicas, el trompo, los bolados y la rayuela, él siempre se encontraba trabajando pero que, gracias a Dios, siempre tenía dinero y decía:
-Mira Manolo yo como todo niño si jugaba, pero jugaba con mis monedas de oro y la verdad cuando fui niño si era yo un poco presuntuoso, me gustaba que los demás se quedaban con el ojo cuadrado, pero desde niño siempre me gustó andar bien arreglado, con mi ropa limpia y planchada y como era pregonero del cine, tenía derecho también de entrar al cine gratis por lo que vi muchas películas. Las que no me gustaban mucho eran las de vaqueros y las que más me gustaban eran las románticas donde todos salían muy elegantes, cuando se observaba que en los barcos iban muy elegantes, de ahí mi gusto por vestirme siempre bien, y yo iba al cine cuando quería; ya posteriormente comencé a trabajar en el periódico la Voz del Pueblo que fue el preámbulo para ingresar a Diario de Xalapa a través de don Rubén Pabello Acosta. Decía Froy.”

“Froy era muy trabajador, de ahí su gusto por el dinero, pues todo lo que logró formar fue en base a su trabajo y por ejemplo muy poca gente sabe de dónde salió el seudónimo de Ferreiro Castelar que ocupaba para su columna El Glosario del Momento y debo decir que a todos los periodistas que colaboraron con él y amigos que lo seguían, los educó, porque él me decía que cuando a alguien de vez en cuando se le salía una grosería les decía:
-No digas groserías, porque cuando dices una mala palabra pierdes la elegancia; y así de que sirve que andes muy bien arreglado, no tiene sentido si diciendo groserías pierdes la elegancia; por otro lado, yo no digo groserías ni soy mal hablado, ni aquí, ni en mi columna digo groserías ni hablo mal de nadie. Yo patico mucho y hablo mucho, pero nunca me veras hablando mal de nadie.”

“Otra de las cosas que me platicaba mucho era de los libros que había leído, cuando jugábamos Pool, siempre era muy detallista, por lo regular era por las mañanas que se preparaba para ir a sus oficinas en Punto y Aparte como a las 10:30 de la mañana desayunaba y me pasaba diciendo:
-Manolo te espero en media hora para jugar Pool.”

*** Froy, siempre jugó para ganar de manera profesional.- “Ya cuando llegaba a jugar con Froy, tenía una mesa chica con agua de limón, hielo y dos vasos chicos y entonces comenzábamos a jugar, el paño de su mesa, los tacos y las buchacas estaban siempre muy impecables, a él le gustaba más el Pool que la carambola, de hecho, su mesa era para jugar Pool y cuando cargaba con algún problema o alguna mala situación esa era la forma en que él, encontraba para relajarse. Era muy inteligente, concentrado y preciso jugando el Pool, y entonces me decía:
-Mira Manolo ahorita haré esta jugada y ya tengo pensado la siguiente jugada; debo reconocer que, para mí, el billar es un arte.”

“Y así era, matemáticamente sacaba los tiros de las barandas y ya tenía preparada la jugada siguiente y la verdad tengo que reconocer que era muy bueno jugando, con mucho estilo para tomar el taco y ponerle la tiza; a veces él me ganaba, y otras veces yo le ganaba, pero debo reconocer que me ganaba más él, porque además era muy profesional, Froy no jugaba por jugar o como un pasatiempo, Froy jugaba para ganar de ahí, la importancia que ahora le doy al Pool, que Froy me enseñó y aprendí a ganar.”

“Un día jugando bien concentrado me preguntó:
-Manolo, ¿a ti te gusta leer?
-Mire don Froy, ahorita le soy honesto no he leído, pero si me gusta leer.
-¿Qué libros has leído? Me dijo.
-Me gustan los libros del escritor frances Julio Verne.
-¿De Julio Verne, cuáles has leído?
-20 mil leguas de viaje submarino, Un capitán de 15 años y La isla misteriosa.
Y entonces Froy que me dice:
-No leas eso Manolo; mejor lee el Pájaro Loco, porque con el Pájaro Loco por lo menos te diviertes.
Y entonces le conteste:
-Bueno don Froy, la verdad es que eso es lo que nos encargan de lectura en la escuela, y por eso leo a Julio Verne.”

*** Surge el pseudónimo de Ferreiro Castelar.- “En una ocasión me comentó que el libro Don quijote de la mancha que tenía en su biblioteca, lo había leído tres veces:
-Y me faltan dos Manolo, porque hice el propósito de leerlo cinco veces y esa es mi meta porque debo decirte que Miguel de Cervantes Savedra es un ejemplo de la lengua castellana, es decir que, la primera vez que lo lees, tienes que tener el diccionario junto para poderlo entender del todo, pero ya después de que lo lees, obviamente aprendes mucho sobre la lengua castellana. Me comentó.”

“Otro de los autores preferidos de Froy era el francés Alejandro Dumas, de ahí surgió el pseudónimo de Ferreiro Castelar pues la obra preferida de Froy que escribió Alejandro Dumas es El conde de Montecristo de la que Froy me comentó la historia y cómo es que había obtenido el sobrenombre de Edmundo Dantés y yo creo que fue ahí, donde Froy se inspiró para ponerse el pseudónimo de Ferreiro Castelar porque nunca uso su nombre real en su columna El Glosario del Momento, de hecho, Froy comenzó a ser muy reconocido cuando ganó el Premio Nacional de Periodismo en 1978 que le fue entregado por el ex Presidente de la República, José López Portillo.”

“Froy era un hombre muy especial, muy buena gente, excelente vecino se podría decir que, yo llegue a vivir en Juárez a los 18 años y me fui de ahí a los 28 años que me case con mi esposa, ya después de que me casé, a los dos años me fui a vivir un tiempo a Minatitlán pero recuerdo que cuando me fui a Mina, me fui a despedir de él y ese día le pedí un gran favor que él siempre cumplió al pie de la letra.”

“En esa ocasión, le pedí que si me apoyaba y le encargaba yo mucho a mi mamá, que si tenía alguna necesidad o que si se enfermaba que por favor me apoyara y entonces él llegaba a su casa por las tardes y antes de entrar a su casa, siempre estuvo muy pendiente de mi madre, ahí fue donde verdaderamente supe que Froy era realmente mi amigo, pues llegaba y tocaba el timbre de mi casa y le decía a mi mamá:
-Teresita, ¿cómo está? ¿No se le ofrece nada?
En algunas ocasiones, Froy le llevaba pan, leche, chocolate y otros detalles.”

*** La triste decepción de Froy.- “Yo sé por ejemplo que en la colonia de Los Periodistas de aquí de Xalapa una de las calles lleva el nombre de Froylán Flores Cancela, sin embargo, en una ocasión lo invitó el Honorable Ayuntamiento de Misantla a que fuera allá, porque le iban a poner su nombre a una calle que más bien era el callejón de Terán; Terán de apellido, no como luego lo escriben con H, y ese callejón se hizo por Carlos Terán quien vivía ahí en Misantla. De hecho, la gente para poder llegar al río tenía que caminar toda la calle Morelos y después llegar al panteón y luego tomar hacia el río y entonces cortaban por un potrero que para que a los ganaderos no les saliera el ganado, hicieron ese callejón que es conocido como el callejón de Terán.”

“Cuando estuvo Álvaro Mota Limón como Presidente Municipal, realizó la obra de una plazoletita en la entrada del puente y estaba enterado de que a ese callejón le pondrían el nombre de Froylán Flores Cancela; yo me enteré de la hora y el día, o sea, a las 11 de la mañana, del día señalado, recuerdo que vivía yo en Misantla donde todavía tengo mi rancho, reflexioné en mis adentros, el evento es a las 11 de la mañana y dado el renombre nacional de Froylán, seguramente va haber muchos coches por todo el lugar, entonces caminé hasta ahí para esperarlo y poder saludarlo; que llego al 10 para las 11 y cual sería mi sorpresa que cuando llegue al callejón de Terán, el único que estaba en el puente solo era el mismo Froylán, muy puntual como siempre; ya lo saludé y toda la cosa, pero lo noté muy serio.”

“Froy tenía una frase y a la vez una pregunta muy pegada que era ¿cómo vez?
Y que me dice:
¿Cómo vez manolo la calle a la que le pusieron mi nombre?
Yo nada más volteé a ver para todos lados y pues era un potrero en donde habían hecho un callejón cerca del puente y antes de llegar a Misantla, de hecho, nada más era un callejón y pusieron una plazoletita de si acaso 5 metros con dos banquitas y pues esa era la supuesta calle a la que le habían puesto su nombre.”

“En ese momento, Froy aguantó como los hombres, muy serio estuvo durante todo el protocolo, hasta ahí llegaron unas cuantas personas del ayuntamiento a develar la placa y de lo único que recuerdo es que Froy, jamás volvió a regresar a Misantla, esa fue la última vez que Froy estuvo en Misantla, se ofendió mucho del callejón al que le pusieron su nombre y que considero que, la verdad era mejor no haberlo invitado, porque él era un destacado periodista misanteco y no tan solo a nivel estatal, sino a nivel nacional ya que escribía para diferentes medios de corte nacional por tanto, merecía su nombre no para un callejón insignificante, sino para una escuela, un mercado, la casa de la cultura o avenida principal, no da uno crédito como en Xalapa se le aprecie más que en Misantla que es su tierra natal.”

“Froy era una persona muy honorable para nuestra ciudad y eso dio como resultado que Froy ya no regresara a Misantla; estaba realmente triste y decepcionado.”

*** A Froy se deben las placas alusivas a la vida de El Güero Gil y La Chacha Linda que fueron colocadas en Misantla.- “De hecho, tu servidor estuvo en el trienio de Álvaro Mota como Director de Turismo Municipal y tenía la inquietud de que a Misantla se le diera la titularidad de Pueblo Mágico, ya estando como Director de Turismo se develaron unas placas en las casas en donde nacieron el Güero Gil de hermanos Martínez Gil y La Chacha Linda; en aquella ocasión, vine a ver a Froylán y le dije:
-Froy con la pena y abusando de tu buena amistad, nunca te he molestado y quiero que me ayudes; ahora que estuve en Misantla tenía la idea de colocar unas placas, pero no obtuve el apoyo económico del ayuntamiento.
-Manolo, claro que, si te ayudo, pero ¿quién te las hará?
-Todavía no sé don Froy, pero investigo.
-Mira, ve a la calle de Corregidora por La Piedad, y al bajar Corregidora por Xalapeños Ilustres, en la segunda casa de mano derecha, ahí vive un artesano que elabora ese tipo de placas.”

“Froy me dio el nombre y me explicó que ese señor elaboraba las placas para el Gobierno del Estado y que voy a preguntar, eran unas placas de aluminio muy bonitas, en total fueron tres placas; una de ellas está frente al mercado que es donde nació Justa García Katz mejor conocida como la Chacha Linda, quien era de familia de descendencia española y alemana y llegaron de España a Misantla y se establecieron en el centro de la ciudad en la calle principal.”

“La historia cuenta que, su familia compró una propiedad por la congregación del Pozón, a la señorita Justa le gustaba el trabajo del campo, ella sembraba en su terreno y visitaba su terreno a diario montada en un asno llevando su comida para todo el día y regresaba al atardecer, su vestimenta era blusa y falda, usaba tipo botín y un sombrero.”

“De hecho, la composición Chacha Linda de los hermanos Martínez Gil, está dedicada a esta joven española de facciones muy finas, de piel blanca y ojos azules la cual había sido pretendida por uno de ellos. Posteriormente Justa García Katz contrajo matrimonio con el señor Víctor García que al igual que ella, era de descendencia española.”

“La otra placa se colocó en el lugar en donde nació el güero Gil.”

“La verdad es que yo nunca había incursionado en política porque no soy político, el que es político es mi hermano Celestino Ortiz Denetro, aún así, fui Director de Turismo Municipal.”

“Mi papá me heredó la casa frente al parque que se llama La ciudad de las flores, desde muy joven me la entregó, obviamente ya no se encuentra igual porque esa casa fue durante algún tiempo la terminal de Los Teziutecos; mis hermanos no estaban interesados en la casa por lo que poco a poco fui haciendo locales comerciales sobre Madero, ahí tuve un restaurant y una dulcería.”

“Froylán se cuidaba mucho en su dieta, le gustaba mucho el pan, pero comía muy poco, luego cuando le traía de Misantla la caja de pan, solo escogía diez piezas y yo le decía, tome más Froy y él me contestaba.
-No, con eso está bien, muchas gracias, es que casi no como pan.”

“Además del billar, del buen vestir y la lectura yo creo que a Froy le gustaba mucho platicar con sus amigos periodistas, yo creo que lo disfrutaba realmente y es que, a Froy, únicamente con la plática se le aprendía mucho y sus amigos lo buscaban mucho para platicar con él pues a todo mundo trataba bien; su forma de pensar era que, si el trataba bien a los demás, los demás lo tratarían bien y de todo lo que leía lo platicaba y jugando billar me hacía preguntas que me dejaban de a seis:
-Manolo, ¿tú sabes para que sirve un Secretario de Gobierno?
-Para resolver los conflictos Froy, ellos se encargan de ver la gobernabilidad del estado.
-Bueno Manolo, para resolver problemas cualesquiera los resuelve; no es así, el secretario de gobierno es el que se tiene que poner los guantes y subirse al rin por el gobernador en turno. Debo decirte que por ejemplo a Reinaldo Escobar Pérez yo se lo recomendé a Miguel Alemán Velasco, en primer lugar, porque Miguel Alemán es una persona muy ocupada y, por tanto, no tenía el tiempo para estar discutiendo asuntos con la gente y segundo, porque Alemán necesitaba una persona preparada pero que también fuera de carácter para resolver todo y creo que Reinaldo Escobar lo hizo muy bien.”

“Dichas recomendaciones hablan creo yo, de las buenas amistades que Froy creó, de hecho en Misantla cuando alguien quería ser presidente municipal el primer consejo que recibían de parte de sus asesores es visitar a Froylán Flores Cancela, ¿ya fuiste a ver a Froylán? Le decían; tienes que ver a Froy y si Froylán les daba el visto bueno, quedaban como alcaldes. De hecho, los presidentes del Comité Directivo Estatal del PRI le llevaban una lista a Froy para que les aconsejara y les diera el visto bueno con los candidatos de elección popular, así era el poder y la amistad que tenía Froy con los políticos de antaño.”

*** Doña Raquel, una dama en toda la extensión de la palabra: MOD.- “Una vez que estaba comiendo con él en su casa recuerdo que doña Raquel había salido a un viaje a Europa; por cierto que, doña Raquel, era una dama en toda la extensión de la palabra, una persona muy correcta y amable; de hecho, siempre que iba uno desde la puerta nos trataba muy amable, yo desde que llegue a Xalapa de Misantla para estudiar Medicina siempre me trató muy bien, por eso es que fue muy sorpresivo cuando murió doña Raquel; nos dolió mucho porque la reconocimos como una persona bastante amable y muy sociable.”

“A Froylán yo le decía por su nombre Froylán y a su esposa doña Raquel. En ese tiempo tenía un Ford Fairmont dorado de colección muy bonito, pero dorado lo que se dice dorado, hasta brillaba y la mitad del toldo era café, tenía el gusto por los autos largos, estilizados y elegantes, aparte tenía un coche grandote que era el que guardaba en Punto y Aparte, era un azul marino con el que viajaba, de hecho a cada rato iba a México y la señora Raquel tenía un coche chiquito para andar aquí en Xalapa, de hecho, ella era la que manejaba e iba para todos lados.”

“Si iba a visitarlo por la mañana doña Raquel siempre me invitaba aguas de sabores y si iba por la tarde, indudablemente me invitaba café con pan, era una mujer muy amable, en toda la extensión de la palabra.”

“Recuerdo cuando murió la señora Raquel, Froy fue a ver a mi mamá y le dijo:
-Teresita, ahí se quedó toda la ropa de Raquel y tenía vestidos y abrigos muy bonitos, por lo que quiero preguntarle si no quisiera usted algo de su ropa.
-No don Froy, creo que no es buena idea quedarme con los vestidos y abrigos de Raquel, yo le aconsejo respetuosamente que le hable a su hermana y dígale a ella que venga a recoger toda su ropa.
Creo que esa fue una muy buena idea de mi mamá, lo que no sé es si realmente fue su hermana por la ropa, ya no me enteré.”

“En lo personal a mí nunca me gustó la política, me invitaban a participar, pero siempre les decía que no, pero mi hermano Celestino también tuvo una muy buena amistad con Froy; él es amigo de Héctor Yunes Landa, de hecho, fue su compañero de generación, también de Dante Delgado Rannauro.”

“A mi casa de Juárez llegaban a platicar con mi hermano quienes ahora son políticos; iban a desayunar, llegaban a las fiestas, todo el tiempo había amigos en mi casa y con todos cree una buena amistad en los tiempos de estudiantes.”

Continuará

Correo Electrónico: dere.cancela@gmail.com
Facebook: Fernando Fabricio Cancela Márquez

Opinión20:57 Hrs14/abril/2019Vistas: 65