Última Actualización: 20 octubre 2018
noticia

Videovigilancia sin complicaciones… ¿Cómo elegir un sistema adecuado para su industria?

Por Manuel Zamudio, National Accounts Manager de Axis Communications

Ciudad de México.- Actualmente parece que hay cada vez más problemas de seguridad con los que lidiar todos los días en los diferentes tipos de industria, cuidar al personal, los activos, maquinaria, infraestructura e incluso estar un paso delante de los delincuentes que encuentran nuevas formas de atacar a las empresas son retos que incrementan exponencialmente. Sin embargo, las preocupaciones para quienes dirigen cualquier tipo de negocio no sólo pueden estar enfocadas en la prevención de una intrusión cibernética, ya que también pueden encontrar que sus negocios se vean afectados de maneras “tradicionales”. Ninguna persona, puede darse el lujo de descuidar los principios básicos de seguridad.

Cuando se trata de comprar e implementar un nuevo sistema, la mayoría de los proveedores permiten un alto grado de personalización, lo que significa que puede adaptar un sistema a las necesidades específicas de su negocio. Ya sea que los usuarios necesiten un amplio sistema que pueda abarcar múltiples ubicaciones o solo unas pocas cámaras para cuidar un escaparate, hay una solución para todos. ¿No están seguros por dónde empezar? Como parte de quienes proveemos herramientas, equipos y soluciones de seguridad podemos establecer algunos consejos que pueden ayudar a los usuarios a obtener el mejor sistema de videovigilancia posible para su negocio.

Necesidades claras, objetivos alcanzables.

Naturalmente, el objetivo principal al buscar en un primer momento adquirir y posteriormente configurar un sistema de videovigilancia, es proteger a su industria contra amenazas comunes como robo, intrusión, vandalismo y daños en general. Dicho esto, las empresas tienen una variedad de objetivos en lo que respecta a la seguridad. ¿Se preocupan por las amenazas externas, internas, o ambas? ¿desean resguardar y controlar su infraestructura durante el horario laboral y fuera de él? Quizá los encargados de los negocios que no se encuentran en un mismo lugar, desean monitorear a sus empleados o recibir notificaciones cuando las cámaras se activan fuera del horario laboral, por ejemplo. ¿Necesitan audio y video? saber lo que quieren y necesitan de su sistema de videovigilancia puede ayudarlos a reducir sus opciones. No deben olvidarse de establecer un presupuesto viable, teniendo en cuenta lo que puede costar un robo y ponderando el presupuesto de seguridad contra ese resultado indeseable.

Es importante destacar que, existen dos tipos principales de cámaras que se pueden conectar a un sistema de videovigilancia: cámaras con protocolo de Internet (IP) y las cámaras analógicas tradicionales. Las cámaras IP son una mejor versión de las cámaras analógicas, y aunque estas cámaras puedan ser un poco más caras, ofrecen una serie de características que las analógicas no pueden.

Soluciones para interiores o exteriores

Preguntarse ¿dónde planea instalar sus cámaras de videovigilancia? tendrá un impacto definitivo en la ubicación de su sistema por un par de razones. Por un lado, las cámaras exteriores deben ser resistentes a las condiciones climáticas, aun cuando estas sean extremas. Además, se debe considerar cualquier complicación posible de las cámaras con cableado o inalámbricas en su sistema de vigilancia, así como elegir el hardware adecuado de montaje y las carcasas apropiadas.

Por otro lado, las cámaras para interiores también pueden requerir consideraciones específicas según el tipo de operación que se planee ejecutar. Por ejemplo, una empresa que requiere cámaras fijas resguardando cajas registradoras en una tienda minorista podría no tener las mismas preocupaciones que una fábrica que produce aserrín, arena u otras partículas finas que podrían dañar la cámara.

Cámaras ocultas o visibles

Si se presupuesta utilizar cámaras de seguridad para evitar cualquier actividad delictiva, seguramente es necesario que las cámaras sean visibles y que las personas puedan distinguirlas, ya que, en algunos sitios, suelen tener un efecto disuasivo. Esto puede afectar el tipo y tamaño de las cámaras que los usuarios elijan comprar e instalar. Sin embargo, es posible que las necesidades del usuario se inclinen por instalar cámaras que no sean visibles y que pueden capturar la actividad sin afectar la conducta normal de la gente, útil para la obtención de datos estadísticos y vigilancia encubierta. Cualquiera que sea el tipo de instalación de un sistema de seguridad, siempre se deben de cubrir las necesidades específicas que tienen los usuarios y sus negocios.

Área de cobertura y claridad de las imágenes

Estos detalles son extremadamente importantes cuando se trata de seleccionar las cámaras adecuadas para cualquier operación comercial. La delimitación de zonas de cobertura ayudará a los usuarios a elegir el equipo de vigilancia adecuado, incluido el tipo y la cantidad de cámaras correctas para sus necesidades.

También deben decidir sobre el nivel de claridad que necesitan. Puede parecer que la resolución más alta posible siempre es preferible, pero realmente depende de dónde se colocan las cámaras y cómo son utilizadas. Si se desea contar con funciones de acercamiento para un área grande, una alta resolución es obligatoria, pero si las cámaras están en una oficina relativamente pequeña, por ejemplo, una cámara que genere menos información debería ser suficiente.

Destacar que las cámaras IP son mucho más potentes que las cámaras analógicas es necesario, ya que por lo general capturan imágenes de entre 1 megapíxel y 5 megapíxeles. Eso hace que la calidad de imagen sea increíblemente clara, especialmente en comparación con el video analógico, que capta alrededor de la mitad de un megapíxel. Las cámaras IP también poseen un campo de visión más amplio que las cámaras analógicas. Discutir los objetivos para cada instalación con un especialista en vigilancia puede ayudar a todos los usuarios, a elegir el sistema perfecto para sus necesidades comerciales.

La mejor planeación proporciona mejores resultados y respuestas más rápidas

Además del hardware de las cámaras y el software de administración, hay otros factores que se deben tener en cuenta al seleccionar una solución de videovigilancia adecuada para su empresa. Por ejemplo, si instala cámaras en ubicaciones difíciles de alcanzar que no están conectadas actualmente a su red, querrá una solución que pueda entregar video a través de una red inalámbrica. También puede ahorrar en el costo de cableado adicional y electricidad con cámaras que admiten Power over Ethernet (PoE) y usan líneas de datos existentes para alimentar los dispositivos. Y si tiene instalados otros sistemas de seguridad, considere una solución de videovigilancia que se pueda integrar con alarmas y sensores de puerta. En muchos casos, cámaras bien colocadas, con mayor cobertura y resolución o con múltiples sensores, pueden reducir los costos de infraestructura, accesorios y licenciamiento, reduciendo la necesidad de inversión en complementos directos al sistema de video vigilancia.

Finalmente, busque una solución que pueda crecer con su negocio. Elegir una solución de red IP que pueda admitir múltiples cámaras y ampliarse con sus necesidades de videovigilancia brindará protección a la inversión a largo plazo.

Nacional14:57 Hrs12/marzo/2018Vistas: 107