Última Actualización: 15 diciembre 2018
noticia

Lil Edén tenía un sueño que se convirtió en “Pesadilla Americana”

“Pensamos que no íbamos a volver, lloramos, y definitivamente si no hubiera aparecido esa persona, estaríamos muertos. Ni a mi peor enemigo le deseo lo que vivimos nosotros, sin gota de agua, sin alimento, sin una pastilla, con un terrible frío."

Edgar Edén Chávez López es su nombre, nació en Nogales, Sonora, y hace siete meses emprendió un viaje por el desierto de ese estado con la finalidad de cruzar la línea fronteriza. Aquello se convirtió en una pesadilla: junto con dos amigos se perdió durante seis días, agotándose agua y alimentos.
Luego de haber caminado durante días por el desierto Altar, las previsiones se agotaron, uno de sus compañeros se lesionó un pie y fue hasta que pasó junto a ellos una persona a caballo y les dijo que el rumbo que llevaban era horizontal, no se dirigían a Estados Unidos, estaban cruzando el desierto en territorio mexicano.
“Pensamos que no íbamos a volver, lloramos, y definitivamente si no hubiera aparecido esa persona, estaríamos muertos. Ni a mi peor enemigo le deseo lo que vivimos nosotros, sin gota de agua, sin alimento, sin una pastilla, con un terrible frío. Estuvimos día y medio sin agua, hasta que encontramos un charco y con una camiseta pudimos consumirla, partimos cactus, pero no tenían agua. El mayor miedo no era morir de hambre ni de sed, sino que los coyotes también rondaban, lo que nos obligaba a hacer guardias por las noches, nos cuidábamos de víboras y tarántulas”, recuerda con angustia Lil Edén, como es su nombre artístico.
Los tres se dirigían a una muerte segura, pero aquella persona que montaba caballo auxilió al lesionado y les indicó la dirección hacia donde tendrían que regresar, y fue así que avanzaron a un rancho conocido como Tres Puertas en donde una señora les dio de comer y les regaló ropa. Estaban a salvo.
De aquella terrible experiencia Lil Edén reflexiona y dice: “en el mundo todos somos hermanos, no se deben ver mal a los migrantes, yo les diría a los que vienen en estas caravanas que traten de regresar a sus lugares de origen, porque no van a obtener nada, pero aquellos que decidan cruzar no lo hagan por el desierto, que es el peor asesino”.
Cuando regresaron a Nogales, Sonora, ya había fotografías con la leyenda “Se busca”, sus familiares lo daban por muerto, y justo de esa situación que vivió, Lil Edén decidió escribir una canción y fue su amigo Luis Relix quien la inscribió, sin su conocimiento, al concurso de canciones de Expo Compositores 2018, resultando finalista. Es “Pesadilla Americana”, que a ritmo del género urbano narra los dramáticos momentos que vivió y cuyo video musical, dirigido por Luis Relix, ya está en youtube a partir de este 23 de noviembre.
Finalmente Lil Edén, quien hasta el momento tiene más de 150 canciones escritas, dice que lo que no te mata, te fortalece, además de asegurar que no todo lo que brilla es oro, así que aconseja que se debe pensar muy bien la decisión de viajar sin papeles.

Nacional19:44 Hrs23/noviembre/2018Vistas: 89