Última Actualización: 14 noviembre 2018
noticia

Este jueves recibió Sergio Obeso la ratificación papal como nuevo cardenal de México.

“Es una muestra de la humanidad del Papa”, afirma el Arzobispo Emérito de Xalapa.

El Arzobispo Emérito de Xalapa, Monseñor Sergio Obeso Rivera, recibió la tarde de este jueves en Roma la ratificación como nuevo cardenal de México durante el Consistorio y el Papa Francisco impuso la colocación de las insignias cardenalicias consistentes en el anillo del cardenal, el bonete y los títulos de cardenal.

Lo anterior se desprende de la información dada a conocer por el Vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, quien explicó que a partir de su nombramiento el nuevo Cardenal se convierte en un colaborador inmediato del Papa Francisco, por lo que Don Sergio Obeso Rivera forma parte de la Arquidiócesis de Roma, donde el Papa Francisco es el Obispo.

Asimismo informó que ayer miércoles se dio a conocer que el Sumo Pontífice asignó al Cardenal la Parroquia San León I ubicada en Vía Prenestima 104, 00176 en Roma, Italia.

En la ceremonia efectuada en la basílica de San Pedro, don Sergio Obeso viste de rojo como símbolo de que predicará la palabra de Dios aún a costa de su propia vida.

Destacó el Vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, que conforme a la agenda establecida el día de mañana el Papa Francisco oficiará una misa en la Plaza de San Pedro, donde estarán presentes todos los cardenales para la imposición del capelo colorado.

“Es una muestra de la humanidad del Papa que tenemos ahora. Es un detalle de su parte. Le voy a llamar detalle a esto porque no es otra cosa. ¡Cómo estos detalles no se le pasan! Está viendo que yo tengo 86 años, casi 87 y nunca me habían dicho muchas gracias. Entonces él es el que me ha venido a decir muchas gracias. No lo veo como ‘finalmente se acordaron de mí’, no, no, en lo absoluto. Lo veo como una delicadeza, que es lo que ha caracterizado al Papa Francisco. Una delicadeza de corazón, para entender a su prójimo y en este caso el prójimo fui yo. Y bueno, ahora que me lo dicen pues le doy gracias a Dios, porque yo nunca lo pensé ni hice nada, remotamente, para ver si se fijaban en mi. Recibo esto con mucho agradecimiento, pero no con engolosinamiento y porque veo el gusto que le da a muchas personas que yo quiero y también me dispensan su amistad”, expresó de su nombramiento en una entrevista reciente el hoy cardenal de México.

Internacional16:10 Hrs28/junio/2018Vistas: 63